Un neurocientífico en elBulliLab

Hablamos con Daniel Low, psicolingüista argentino de 26 años, quien recientemente ha colaborado con Ferran Adrià en elBulliLab (su particular laboratorio multidisciplinar) investigando sobre el proceso creativo.

A partir de la experiencia de Low en elBulliLab se ha realizado un convenio (que él mismo coordina) entre el Instituto de Neurología Cognitiva (INECO) que dirige el Dr. Facundo Manes en Buenos Aires y elBulliFoundation para seguir investigando los temas de creatividad e innovación para aplicar tanto en gastronomía como en ciencia.

Un psicolingüista trabajando con Ferran Adrià.

Es algo impresionante para un psicolingüista terminar trabajando con Ferran Adrià. Yo había realizado estudios en gastronomía como hobby,  estaba estudiando neurociencias y era un fan de Ferran Adrià. El Dr. Manes me propuso hacer una colaboración con Ferran Adrià porque querían trabajar con neurocientíficos y me preguntó si lo conocía. Me reí bastante. Fue una casualidad enorme.

Usted llega una mañana de junio de 2016 a elBulliLab, Barcelona. ¿Qué se encuentra? ¿Cuál fueron sus primeras impresiones?

Me sorprendió mucho mi llegada a elBulliLab porque todo el mundo estaba en silencio y solo una persona me vino a recibir a saludar y posteriormente me mostró todo. Todos estaban trabajando y nadie me hablaba porque estaban concentrados en su trabajo, por lo que al principio estaba bastante preocupado.

Nadie le saludó ni se fijó en usted debido a la metodología de trabajo impuesta dentro de elBulliLab. ¿Es así?

Claro. Su metodología de trabajo es muy interesante porque básicamente propone que todas las personas que están en elBulliLab trabajen solos y vayan interactuando con algún superior.

En mi caso, Ferran me dijo que trabajaría directamente con él. Le proponía ideas y él me daba feedback pero yo no interactuaba tanto con otras personas. Si lo queríamos hacer teníamos que pedir permiso.

Es curioso porque mientras que muchas corporaciones creativas están constantemente haciendo brainstorming y todo se basa en algo más colectivo, Ferran hace justamente lo contrario, que es una metodología que trae de la gastronomía.

elbulli-lab
Interior de elBulliLab

Entonces, Adrià, ¿no cree en los modelos que funcionan actualmente en las corporaciones creativas?

Le pregunté por esto y me respondió que quizás cuando alguien tiene suficientemente talento creativo no es necesario trabajar en equipo sino justamente es mejor todo lo contrario: que las personas trabajen individualmente para no contagiarse y por consiguiente tener ideas más originales.

 ¿Cómo fue su primer encuentro con el maestro Adrià?

Después de sorprenderme con mi recibida en elBullilab, lo conocí y la verdad es que fue muy simpático conmigo. Me dijo que iba a estar trabajando con el equipo del Proceso Creativo y que trabajaría directamente con él, ya que era la primera vez que tenían a alguien del lado de las neurociencias y tenía muchas cosas que quería trabajar conmigo.

El primer día me invitó a hacer un tour, aprovechando que él lo tenía preparado para un profesor de negocios de la Universidad de Berkeley y varios empresarios de Barcelona por lo que me invitó a acompañarlo y así yo conocía elBulliLab. Fue bastante impresionante ver el tipo de personas que iban a pasar y a conocer elBulliLab. El segundo día vino Juan Diego Flórez, uno de los mejores tenores de ópera del mundo.

Le colocan en el espacio, la partida de experimentación. ¿Con qué empieza a trabajar y qué objetivos le marcan?

Las primeras consignas que me dio fueron: ¿qué es el proceso creativo? A partir de eso le tuve que entregar un documento al cabo de unos días. Le entregué un modelo clásico de la psicología de Graham Wallas de 1926 que dice que básicamente antes de tener una idea innovadora y creativa se pasan por cuatro pasos: el primero de preparación (u obsesión), donde uno se enfrenta a un problema y lo analiza durante muchos días, meses o años; el segundo paso que es el de incubación, en el que uno se distrae y se va a descanar, a dormir o hacer otra tarea; el tercer paso que suele suceder en estos momentos de descanso es que uno enfrentado con otra cosa (no con la cosa que le obsesiona) ve ciertos nuevos esquemas nuevos que le permiten reinterpretar el problema que lo tenía apasionado y obsesionado y ahí tiene el momento llamado Eureka o iluminación. Y por último el cuarto paso que sería el del proceso de verificación, para constatar que esa iluminación es aplicable al problema original. Cuando le entregué esto, básicamente me dijo que esto no era el proceso creativo. Fue algo que me dio mucha risa porque en un segundo me dijo que algo tan influyente en la psicología durante décadas no era así.

dani-y-ferran
Daniel Low trabajando con Ferran Adrià en elBulliLab

Adrià le dice en voz alta y con mucha seguridad. “Messi no es creativo”. ¿Quién es para él un ser creativo?

Unos de los primeros días de mi estancia me dijo que Messi no era creativo, fue algo como para provocarme. Quería decirme que Messi no inventó un conjunto de movimientos motores novedosos sino que éstos ya estaban inventados; millones de niños por todo el mundo juegan al futbol y seguramente estas combinaciones que hace Messi ya están inventadas. Lo que  hace Messi es coordinar jugadas (que ya se hicieron) contra jugadores de otro nivel como nadie en el mundo. En cambio, me nombró un acróbata que había hecho una pirueta que nunca nadie había hecho queriéndome decir que eso si era innovador.

 ¿Quién es entonces un genio creativo? O más bien, ¿Cuál es la personalidad típica de los genios creativos?

El problema reside en que hay varios tipos de creatividad. Quizás a Ferran lo que le interesa es la creatividad de los grandes genios y eso se llama “La Gran Creatividad”.  Esa es la creatividad de Newton y Shakespeare, quien serían grandes genios creativos que hacen innovaciones que cambian el mundo. Sin embargo, también está la creatividad de todos los días y ésta engloba todos los procesos cognitivos que por ejemplo también usaba Newton. Nosotros los usamos para obtener soluciones novedosas cuando tenemos que cocinar en nuestras casas. Pongamos el caso que vamos a cocinar y nos quedan únicamente ciertos alimentos en la nevera. Lo que haremos será usarlos de una manera distinta a la que los usábamos anteriormente, por lo que eso será algo novedoso para nosotros aunque no lo sea para la sociedad.

 Y los niños, ¿también son creativos?

Claro. Investigadores como James Kaufman proponen que también existe la “creatividad mini”, la creatividad en el proceso de aprendizaje. Los niños, a pesar de no haber tenido una formación de muchos años, proponen soluciones que son novedosas para ellos y por lo tanto también están usando la creatividad. Es importante esta categoría de creatividad para poder estimularla y apreciarla. Por ejemplo: si a un niño se le plantea en una aula si Plutón es un planeta o no, y se invita a participar, digamos que los niños darán respuestas que para nosotros no serían tan originales pero en el contexto de ser un niño sí parecen originales. Es por eso que hay que tener una categoría de distintos tipos de creatividad para valorar la creatividad en sus distintos niveles.

¿Y el proceso creativo de Ferran Adrià?

Básicamente lo que hace consiste en organizar un equipo de personas creativas. Los estimula mediante algo bastante particular que se basa por un lado en cuestionarse todo y por otro lado en juntar y rejuntar un montón de información y conocimiento sobre lo que quieren innovar para verlo de distintos ángulos. Por ejemplo: si quieren innovar sobre la sopa, van a intentar estudiar todas las sopas que hay y todas las sopas que han habido. Al mismo tiempo, van a cuestionarse porque las sopas son como son y por qué pensamos que ciertas cosas son sopas y otras no. A partir de aquí, cada vez que alguien le propone una idea novedosa lo importante es no conformase con esta idea, sino que cuestionarla y seguir buscando más. Es por eso que es un proceso y una metodología tan compleja que nunca termina.

¿Ha sido su proceso creativo la clave del éxito de Adrià?

Yo creo que su metodología es parte de la clave de su éxito, pero como él mismo dice, ésta no es la única forma de llegar a las ideas innovadoras. Creo que la clave del éxito de Ferran consiste en cuestionar absolutamente todo, romper con las tradiciones y no pensar que éstas están prefijadas, junto con tener una motivación intrínseca de buscar, buscar y buscar aunque se pierda mucho tiempo y aunque se tenga que trabajar muchísimos años. Tiene una curiosidad incansable.

Otro aspecto que creo que también forma parte de la clave de su éxito es que Ferran  siempre ha buscado cambiar el mundo y ha creído que lo podía hacer. Un día me contó que no siempre lo había creído ya que él era una persona muy simple y que no nació sabiendo que iba a ser cocinero. Sin embargo, yo creo que en determinado momento esta creencia de poder cambiar el mundo empezó a funcionar. El haberse impuesto estos objetivos tan altos le permitió realmente lograrlo y cambiar el mundo de la gastronomía. Hay personas con el mismo talento, que no tienen esta creencia y por esto nunca lo intentan.

Otra idea de Ferran Adrià que le fascine.

La visión original que tiene sobre el comensal. Hay una fascinación en el comensal sobre cómo integramos los sentidos (el gusto, el olfato, la audición, la visión, entre otros) para percibir holísticamente la comida. Cómo ver un plato influye sobre su sabor. Esto es interesante, pero él lo lleva un paso más allá. Él piensa que el comensal también es parte del proceso creativo de la cocina. Cuando un comensal pide su carne en un determinado punto de cocción está también participando en la cocina; o cuando dice que quiere comer algo concreto y le pide al camarero está eligiendo qué se va a cocinar. También el comensal interviene cuando decide combinar ciertas elaboraciones. Por ejemplo: comer el jamón solo o comerlo con pan; comerlo cortado en un tira o comerlo hecho en forma de bolita. Cada una de estas preparaciones es distinta y está cambiando la experiencia del comensal, me decía, pero yo se lo discutía. Fue entonces cuando me dijo:

-Yo te lo voy a mostrar, mañana vamos a comer a Tickets.

Yo me puse muy alegre porque Ferran nunca suele llevar a la gente a comer. Experimentamos sobre nuestra discusión y se puede decir que me convenció.

¿Qué aspecto novedoso le enseñó Ferran a cerca del proceso creativo?

Ferran me hizo ver que quizás el proceso creativo que yo le proponía no era “el proceso creativo”. Lo que yo decía era algo muy individual, ya que es bastante ridículo pensar que las grandes innovaciones vienen porque justo ciertos genios nacen en determinadas épocas. No es simplemente cuestión de que esperemos que esos genios nazcan sino que hay ciertas condiciones contextuales de la sociedad que hacen que aparezcan muchos genios. En Florencia en el siglo XV los mecenas organizaban muchos concursos y decían a los artistas que propusieran ideas y proyectos. Todos los artistas competían entre ellos y ganaba la mejor propuesta. Es decir, el contexto de tener dinero para financiar artistas y el contexto para que éstos realizasen una competencia pública en vez de dar directamente el dinero para financiar a los artistas. Esto fue lo que permitió que apareciesen Brunelleschi, Ghiberti y todos los artistas del Renacimiento. No se trata simplemente de que nacieran en esta época sino que también entraron en juego una serie de factores contextuales.

Entonces, ¿esto es lo que está buscando Ferran?

Creo que lo que Ferran está buscando son estos factores en los equipos de trabajo. Factores que hacen que una persona más o menos normal se pueda convertir en un genio. Es algo muy valorable por parte suya; no conformarse con tener el mejor restaurante del mundo sino que además va más allá. Busca estos aspectos y secretos de la creatividad para poder estimularla en todas las personas.

Después de charlar e interactuar tanto con Ferran Adrià, tendrá muchas anécdotas. ¿Con cuál se queda?

Sin duda, creo que la mejor anécdota fue la discusión que trajo consigo la posterior cena en Tickets para demostrarme sus argumentos. Podríamos decir que, entre plato y plato, quedé bastante convencido.

Otra anécdota muy curiosa que recuerdo ocurrió cuando nos pusimos a discutir sobre que era el proceso creativo. Yo le propuse algunas otras opciones como procesos básicamente de prueba y error, tales como las de un ingeniero, que tiene que probar muchas cosas y va encontrando errores hasta que finalmente lo va ajustando y encuentra una solución novedosa y creativa. Él, en cambio, me dijo que en la gastronomía ellos no tenían tal cosa como el error en general, sino que simplemente probaban y seleccionaban. Probaban con muchas opciones posibles y luego seleccionaban alguna. La anécdota graciosa aconteció cuando un día después de esa conversación, me puse a leer un modelo nuevo del proceso creativo (justo del año pasado) de unos investigadores de Estados Unidos y ellos justamente hacen una revisión a gran escala de distintas propuestas sobre qué es el proceso creativo y lo organizan bajo esta idea de Ferran de generación y selección de ideas. Es decir, en realidad, Ferran, que me decía que solo era un cocinero, pero estaba teniendo grandes intuiciones.

 Una última reflexión acerca de lo que aprendió.

Todos nosotros tenemos oportunidades que no vemos. Ferran lo que te enseña es a buscar la innovación en todo momento. En vez de simplemente cumplir con nuestro objetivo en nuestros trabajos quizás siempre hay un momento para repensar por qué estamos haciendo lo que estamos haciendo, si no hay otras maneras de hacerlo y cuál es esa gran innovación que va a venir, junto con la necesidad de que alguien la ejecute. Las innovaciones no vienen solas sino que se pueden crear. Creo que esto es la gran ideología de Ferran, la que consiste en estar constantemente al acecho de esta gran innovación y te estimula a buscarla también.

Daniel está buscando estudiantes de carreras de ciencia que quieran participar del proyecto entre elBulliFoundation y el Instituto de Neurología Cognitiva. Para más información, pueden escribirle a daniel.m.low@gmail.com

dani
Ferran Adrià y Daniel Low

FOTOGRAFÍAS: Daniel Low y el Digital de Barcelona.

Magalí Ortiz 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s