Alba Recalde Iribarren

Abre la boca casi tanto como abras los ojos. No para enunciar palabras vacías, sino para llenar tu estómago y tu mente de todo lo te rodea.

IMG_2132.jpg